Nuestra presidenta, Claudia Tecglen ha tenido la oportunidad de conocer el proyecto de Ricardo Mairal para la UNED. El actual Rector, que se presenta como candidato en estas elecciones, ha trasmitido a nuestra presidenta su ilusión por internacionalizar la UNED, fomentar una universidad más pragmatica sin perder la excelencia academica, promover el emprendimiento y, por su puesto, su compromiso con la inclusión educativa como medida transversal  incluyendo, como  no podía ser de otra manera, a la comunidad universitaria con discapacidad. Además, Mairal  se comprometió con Convives a trabajar por extender la reserva de la cuota del 5% tanto en los masters como en los doctorados. En opinión de Mairal “La Universidad tiene un  claro compromiso social”.  Mairal quiere que la UNED sea una referencia nacional e internacional tanto por la materialización de ese compromiso como por su excelencia academica.

¡Gracias Ricardo, por tu tiempo y por tu compromiso! ¡¡Suerte!!

ENTREVISTA

¿Podrías presentarte brevemente a los lectores?

Soy profesor, investigador, gestor, y tengo amplia trayectoria universitaria y una dilatada experiencia en el gobierno de nuestra universidad. Soy un universitario de valores y convicciones pluralistas, paritario, democrático, trabajador infatigable, que sabe escuchar a todas y todos; que sabe conciliar, atender y resolver las necesidades de las UNED y de las personas que la integran, y que no esquiva los problemas sino que los enfrenta, con la actitud abierta y conciliadora que me caracteriza, porque los conozco.

Durante estos últimos cinco años he desempeñado el cargo de vicerrector de investigación, primero, y de profesorado y planificación, después. Esta doble faceta de gestión universitaria me ha aportado un diagnóstico exacto de las necesidades y desafíos de nuestra institución, además de que me ha ayudado a comprender mejor los tiempos complejos, pero apasionantes, que vive la universidad española y, por ello, nuestra UNED.

Foto de Claudia Tecglen y Ricardo Mairal

Este trabajo, en la realidad del día a día por nuestra universidad, me ha proporcionado una profunda comprensión de sus fortalezas, y también de sus necesidades y de los retos y desafíos a los que nos enfrentamos a corto y medio plazo; y la necesidad de saber definir una estrategia a largo plazo. Deseo plasmar esta visión en un proyecto de acción conjunta e integrador para la UNED, basada en una perspectiva realista sobre la trayectoria de nuestra institución, pero también en una prospectiva sobre sus inmensas posibilidades. Esta visión de futuro, realista, con los pies en la tierra, es la motivación principal para plantear mi candidatura a rector.

Tengo una fe firme en las posibilidades de alcanzar nuestro mejor potencial. A esta motivación se suma, indudablemente, la confianza que habéis puesto en mí muchos de vosotros que formáis parte de nuestra comunidad universitaria. Durante estos años de experiencia me han inspirado muchas personas y he tenido el privilegio de conocer todos los colectivos y grupos de nuestra universidad: estudiantes, profesorado, profesores tutores, personal de administración y servicios y centros asociados. Todos ellos me han aportado un auténtico tesoro de experiencias, sensibilidades e ideas para diseñar una candidatura que ofrece experiencia y trabajo constante. Gracias a este contacto y conocimiento he llegado a entender y apreciar mucho más a todos los miembros de nuestra universidad como institución y a los miembros de nuestra comunidad universitaria como actores esenciales de la misma.

Cuento, además, con una tercera motivación, que considero clave: mi vocación personal como docente e investigador. Soy consciente de que necesitamos el mejor de los entornos para poder desarrollar adecuadamente nuestra labor profesional, con el fin de que sea productiva y se adecúe cabalmente a las necesidades de la sociedad. De mi propia vocación surge el compromiso personal ineludible, que he demostrado estos años, de luchar para que nuestra universidad sea un lugar de desarrollo personal y humano, a la par que de servicio social; un lugar que garantice la plena igualdad de oportunidades fundamentada en los principios constitucionales de mérito y capacidad. Estos principios se sostienen en una decidida apuesta por potenciar el valor público de nuestra universidad, que debe abrir oportunidades de formación a todos aquellos que no la han tenido aún o que no la pueden tener por un cúmulo de factores vitales entre los que se cuentan la imposibilidad de sostener una presencia continuada en aulas físicas, ya sea por factores geográficos, laborales, familiares o personales de muy diversa índole. No podemos permitirnos la indiferencia frente a los que tienen dificultades para acceder a la educación. Mi compromiso es que las puertas de la oportunidad a través de la educación se abran a más personas. Porque trabajar por la educación abierta es también trabajar por la justicia y la igualdad.

¿Cuáles crees que son los principales motivos por los que la comunidad universitaria en general, las personas en particular deben votarte?

Soy un convencido entusiasta del valor diferencial de la UNED, que la hace única, de su enorme potencial emancipador e igualitario, de su capacidad y de las enormes oportunidades y desafíos que se presentan en el contexto actual. No hay otra igual ni en el terreno público ni en el privado por implantación y vocación social. Nos corresponde a toda la comunidad universitaria reivindicar el lugar que debe ocupar la UNED en la sociedad española y en otras sociedades de habla hispana, a la que rinde servicio, como bien público, y evaluar en qué lugar real se encuentra y donde queremos que esté en la próxima década. Vivimos un momento apasionante, plagado de desafíos que nos demandan iniciativa y esfuerzo, pero nos dibujan un futuro prometedor.
Logotipo UNEDEse futuro reclama ineludiblemente la modernización de la universidad , lo que pasa por un claro salto cualitativo, un cambio que requiere un proyecto de gran magnitud en el que se cuente con la cooperación, participación y la complicidad de toda la comunidad universitaria: PDI, PAS, Profesores Tutores, Centros Asociados y Estudiantes. Tal grado de participación, por otra parte, demanda virtudes que tenemos que seguir fomentando: diálogo, humildad, liderazgo, generosidad, cercanía, solidaridad y transparencia. Entiendo que el desarrollo de estas virtudes, así como su incorporación a la parte normal e indiscutible de nuestro vivir universitario, nos permitirá impulsar un proyecto moderno y vanguardista para la institución en la que creemos y a la que sostenemos con nuestro mejor hacer. No pretendo trabajar desde ningún otro supuesto si se me concede la confianza para ser el rector.
Corresponde a un rector representar los intereses de su universidad como institución y crear para cada miembro de la comunidad universitaria un espacio de trabajo y progreso adecuado que permita el desarrollo pleno de su potencial en pro de la propia institución.
Consciente de la necesidad de un amplio apoyo de todos los integrantes de la universidad y movido por los motivos expuestos arriba, me permito pediros vuestra confianza. Os ofrezco el compromiso firme, como ya he hecho todos estos años en mis responsabilidades, de una total implicación, trabajo y perseverancia en todas las facetas del hacer universitario. El proyecto que presento es un proyecto conjunto y abierto de y para todos y todas. En él confío porque confío plenamente en todos y cada uno de los miembros de nuestra comunidad universitaria pues estoy convencido de que con el esfuerzo y el compromiso de toda la comunidad universitaria para avanzar:

  • En la articulación de una política efectiva para el PDI, Profesores Tutores y el PAS
  • En investigación y transferencia del conocimiento científico
  • En ofrecer mejores servicios a nuestros estudiantes
  • En desarrollar una oferta académica innovadora, de calidad y adecuada a los nuevos retos de la digitalización
  • En ser referentes en el panorama de la educación a distancia y digital
  • En modernizar el papel de nuestras sedes
  • En fortalecer nuestra presencia internacional con todo el potencial de su desarrollo
  • En impulsar políticas en favor de la igualdad de género, la equidad y la inclusión

 

En tu opinión, ¿Cuáles son las principales diferencias de tu candidatura, respecto a las otras candidaturas para garantizar una educación inclusiva real y efectiva?
Como bien sabes, en la UNED desde hace años, hemos venido tomando medidas que sin duda están favoreciendo el acceso a nuestra universidad de las personas con discapacidad. Prueba de ello es que la UNED es elegida por la mayoría de los estudiantes con discapacidad que deciden realizar sus estudios universitarios y, asimismo es una de las universidades pioneras en implantar de manera efectiva la cuota de reserva de PDI para personas con discapacidad que iniciamos en el curso 17-18 y que hemos mantenido el 18-19 aprovechando las mayores oportunidades de disponibilidad de plazas a cubrir.
No obstante, no podemos quedarnos parados y debemos seguir avanzando para hacer aún mejor nuestra universidad y dotar de más y mejores herramientas tanto a nuestros alumnos como a los profesores y miembros del PAS con discapacidad, con el fin de que puedan disponer de las mismas oportunidades que el resto de la comunidad universitaria.
En este sentido, a continuación te indico las medidas que tenemos previsto poner en marcha, si soy elegido rector de la UNED:

  • Facilitaremos el acceso a los estudiantes con discapacidad a los másteres que habilitan para profesiones reguladas, para ello se reservará un 5% de las plazas de los másteres.
  • Culminaremos la accesibilidad física de los edificios de la Universidad eliminando aquellas barreras arquitectónicas que aún quedan tanto en la sede central como en los centros asociados.
  • Tenemos que llegar a acuerdos con las editoriales e impulsar una política de escaneado para poder poner a disposición de la comunidad universitaria materiales en formatos electrónicos accesibles.
  • Somos conscientes de que la mejor forma de favorecer la inclusión de las personas con discapacidad es facilitar su conocimiento, con esta idea, mejoraremos la información y la formación de los profesores para que, en su caso, puedan facilitar adaptaciones y procedimientos de evaluación ajustados a la discapacidad de cada alumno.
  • No cabe duda que quienes mejor conocen las dificultades a las que se enfrentan las personas con discapacidad en la universidad son ellas mismas, por esta razón creemos que es fundamental la presencia de personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida universitaria.

En esta misma línea, UNIDIS, una vez escuchado al alumno y sus preferencias, ofrecerá a los alumnos con discapacidad un plan personalizado de apoyos y asistencias.

  • La participación de los alumnos y de los profesores en la programas de movilidad internacional es fundamental tanto para su empleabilidad como para su promoción profesional futuras. Las personas con discapacidad no son distintas en este aspecto, sin embargo, tienen dificultades añadidas que desde la UNED vamos a superar para hacer de nuestra universidad el primer centro nacional universitario de atracción de estudiantes extranjeros con discapacidad y vamos a incentivar e incrementar la participación de alumnos y profesores con discapacidad de la UNED en programas internacionales.
  • Tanto en el acceso a PDI como a PAS ya hemos tomado medidas para garantizar el cumplimiento de la reserva de plazas para personas con discapacidad. Pero tenemos que profundizar en este sentido para garantizar el objetivo de que un 2% de las plazas de la Universidad sean ocupadas por personas con discapacidad, para ello mantendremos el 5% de la reserva de plazas para personas con discapacidad hasta que se consiga este objetivo. Asimismo, es necesario que una vez en sus puestos de trabajo, las personas con discapacidad puedan realizar su trabajo de manera autónoma, para ello debemos, como ya hemos comentado, eliminar las barreras arquitectónicas de todos nuestros edificios y que todas nuestras aplicaciones informáticas, plataforma ALF… sean, no sólo accesibles sino también usables.

Estas medidas serán un evidente avance para facilitar el acceso a nuestra universidad de las personas con discapacidad, pero sin duda facilitarán el acceso y harán la vida más fácil al conjunto de la comunidad educativa que se beneficiará de ambientes físicos e informáticos mucho más amigables que mejorarán su estudio y trabajo cotidiano. Por otro lado, la presencia de personas con discapacidad en todos los ámbitos de la UNED va a permitir hacer más visible la discapacidad. Ello va a suponer un nuevo impulso para la inclusión social de las personas con discapacidad en la que la UNED pretendo que sea punta de lanza.
Sin pretender desmerecer a nadie, pero es constatable que nuestro programa contiene una visión amplia y bastante omnicomprensiva de los problemas de las personas con discapacidad. Creo que merece una valoración especial este enfoque que realizamos frente a compromisos aislados y puntuales en esta materia que otros ofrecen sin que se observe esa visión de PROYECTO y sin que estén avalados, como nosotros, por una trayectoria efectiva de estos últimos años en la gestión de estudiantes y PDI con discapacidad.
Adoptaré las medidas organizativas dentro del equipo para que, desde una figura de seguimiento y coordinación de la ejecución del programa en materia de discapacidad, dependiente del Rector, se impulse y evalúe el cumplimiento de tales medidas, con participación de los estudiantes.
Tenemos proyecto universitario de futuro en la UNED para las personas con discapacidad.