•  Presidida por la Ministra de Educación, Política Social y Deporte, e integrada por seis miembros del Gobierno y otros seis miembros del CERMI

(Madrid, 4 de febrero de 2009).- “La política de empleo de las personas con discapacidad será uno de los ejes de preocupación” de la Comisión para el seguimiento de las políticas de discapacidad, constituida esta mañana.

Así lo reconoció ante los periodistas la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, quien presidió este nuevo órgano integrado por seis miembros del ministerio y seis del Comité Español de Representantes de personas con discapacidad (CERMI).

En este sentido, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, recordó que la Estrategia Global de Empleo, aprobada en septiembre de 2008, incluye una serie de medidas concretas para el cumplimiento de la cuota de reserva de plazas para personas con discapacidad en empresas de más de 50 trabajadores.

Estas medidas, entre otras, pasan por “elevar la infracción a grave cuando una empresa no cumple la cuota, impulsar el papel de la inspección de trabajo o elevar la

cuota en la administración pública al 7%”.

“El 2% que ganaríamos lo reservaríamos a personas con discapacidad intelectual porque no están en igualdad de condiciones al enfrentarse a un examen o una prueba de trabajo”, agregó el presidente del CERMI.

OTRAS MEDIDAS

La nueva comisión de seguimiento, que se marcará próximamente una agenda más concreta, contribuirá a la definición de los objetivos que deben perseguir las políticas públicas sobre discapacidad.

Al margen del empleo, estudiará “las modificaciones normativas necesarias para ajustar el ordenamiento jurídico español a la Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad”, dijo la ministra.

También abordará aspectos como “la accesibilidad universal” y la educación inclusiva que según Cabrera “es un tema decisivo”, para permitir a las personas con discapacidad “tener el mayor nivel de educación y formación” para abrir “todos sus caminos personales y profesionales como cualquier otro ciudadano”.

Para Cabrera, es fundamental que haya un seguimiento en las políticas de la discapacidad “porque uno puede adoptar las mejores medidas pero hay que saber si se están cumpliendo o existe un obstáculo no previsto y que se debe resolver”.

Por su parte, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, destacó ante los medios que ésta es la primera vez que se constituye una mesa de diálogo “para discutir la agenda política de la discapacidad”. La comisión de seguimiento, como

reconoció, “lanzará medidas concretas para que se pongan en práctica”.

Éstas pasan, por ejemplo, por “hacer una ley que ponga el contador a cero y nos ponga al compás de la Convención de la ONU, que plasma en el nivel internacional una nueva visión de la discapacidad alejada de la caridad y la benevolencia y la instaura en el plano de los derechos que no son reconocidos para las personas con discapacidad”.

El CERMI es la plataforma de representación y encuentro de las personas con discapacidad que aglutina a más de 4.000 asociaciones y entidades, que representan en su conjunto a los casi cuatro millones de personas con discapacidad que hay en España. Su objetivo es conseguir el reconocimiento de los derechos y la plena ciudadanía en igualdad de oportunidades de este colectivo.

Fuente Servimedia